Dr. Cine feat Santiago – Sólo triunfan las películas inolvidables

midnight-cowboy-1969

Si pensamos que triunfar en cine es inmortalizarse, las películas que sobreviven a generaciones, adelantos técnicos, cambios geográficos, políticos, sociales… Esas son las películas que se deben intentar producir.

Después de miles y miles de películas realizadas desde el inicio del cine, sólo un pequeño porcentaje supera las barreras del tiempo y permanecen en el interés del público. Interés real por verlas por primera vez y muchas veces más. Y si hay un coste se paga, se compra o se alquila, conducta que actualmente va en sentido inverso a las agujas de la economía.

Será que es más difícil hacer buen cine que buena música. Los buenos y antiguos grupos o solistas tienen todo el espacio audiovisual y compiten en horas de emisión con los nuevos hits o promesas, le disputan de tú a tú ese espacio, en una lucha desigual, como los 300 espartanos de Leónidas en las Termópilas que triunfaron porque eran mejores.

Mi pregunta es por qué hay un espacio tan amplio para la música oldie, y el segmento cinematográfico no tiene espacios para ver siempre Los vikingos (The vikings, 1959), Al final de la escapada (À bout de souffle, 1960), La Diligencia (Stagecoach, 1939), Psicosis (Psycho, 1960), Vera Cruz (Vera Cruz, 1954), El padrino (The godfather, 1972), El graduado (The graduate, 1967), Cowboy de medianoche (Midnight cowboy, 1969), Ladrón de bicicletas (Ladri bi biciclette, 1948), Cinema paradiso (Nuovo cinema paradiso, 1988), El gran dictador (The great dictator, 1940), E.T. (E.T.: The extra-terrestrial, 1982), y miles más…

O es que las multinacionales de la música son más inteligentes, manteniendo el background de los antiguos éxitos a disposición del público, reviviendo segundo a segundo el placer de disfrutar música, sea con Elvis o Adriano Celentano, Mina o Led Zeppelin, mientras la industria del cine fagocita en tiempo récord las nuevas producciones para inmediatamente, alzar otro posible éxito a la promoción, pero ya mirando hacia atrás, para ver llegar el siguiente intento fílmico.

Así es que la música se perpetúa, el cine no. De momento no nos aburriremos de volver a rebuscar en los Vittorio de Sica, Mastroianni, Hitchcock, Paul Newman, Marlon Brando, Cary Grant, que tan escondidos los tienen.

Santiago Riveiro

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dr. Cine feat... y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s